... ...

Rivera inicia un acercamiento a Podemos para distanciarse del PP

Ser engullido por el PP o el fantasma de la futura alianza electoral es algo que preocupa en Ciudadanos, ocupado todavía en consolidar su espacio político. El recuerdo del caso de Nick Clegg y de otros partidos liberales que vieron reducido su espacio tras pactar con los partidos conservadores planea sobre la sede de la calle Alcalá, que como el partido al que alberga, se encuentra en la actualidad en obras y terminando su construcción.

Mostrar un perfil diferenciado es el objetivo de Albert Rivera. Pero el vigente acuerdo con Mariano Rajoy no ayuda a lograr ese objetivo. Los datos del CIS han ido demostrando que, paulatinamente, los españoles sitúan al partido cada vez más a la derecha. Y eso preocupa a los estrategas naranjas, que no quieren que su espacio político sea exclusivamente el de los descontentos con el PP.

Por eso, 2017 ha comenzado evidenciando que Rivera no quiere atarse a ese acuerdo. A la vez que se muestra «satisfecho» con el desarrollo del pacto, en sus últimas comparecencias ha habido un incremento notable en sus referencias a Podemos, y a la posibilidad de que su partido busque acuerdos con ellos y el PSOE para impulsar aquellas medidas a las que no acceda el PP. Aunque desde Ciudadanos insisten en que su prioridad es que las impulse el Gobierno. Es la relación que está más engrasada, pero Rivera quiere visibilizar que su partido no está atado y tiene otras vías de acción.
Relación crispada

Desde la formación no quieren hablar de una estrategia específica al respecto, pero sí se reconoce que el ciclo electoral crispó la relación entre ambos, que hasta las elecciones del 20-D había gozado incluso de momentos de exaltación. Era un tiempo en que Rivera e Iglesias competían por el electorado «indignado» y por el electorado joven. Se respetaban entre sí de una forma que no hacían con los partidos tradicionales. Pero pronto ese eje se rompió. Iglesias volvió al discurso izquierda-derecha y Rivera fomentó el acuerdo entre los partidos constitucionalistas. Esa sintonía de antaño no volverá. Pero en Ciudadanos consideran que una vez que empieza a hablarse de medidas concretas no tiene sentido que la relación entre ambos partidos sea inexistente, para poder impulsar conjuntamente aquellas medidas en las que hay sintonía entre ambos, como la regeneración y en reformas como la de la ley electoral.

Rivera ha dado ya tres ruedas de prensa en lo que va de semana y en todas ha insistido en mencionar a Podemos como partido con el que impulsar ciertas medidas. Lo hizo ayer mismo cuando celebró la coincidencia entre ambos para solicitar la creación de una comisión de una investigación sobre el rescate bancario. También ayer se comunicó que en el día de hoy representantes de Ciudadanos, Podemos y PSOE darán una rueda de prensa conjunta para presentar varias iniciativas sobre los refugiados.

Sí reconocen en la dirección de Ciudadanos que el problema para la relación con Podemos es «encontrar el interlocutor adecuado», en referencia al conflicto entre Errejón e Iglesias y las diferentes estrategias que ambos promueven para la actividad parlamentaria. Pero tras los congresos de ambos partidos, en el entorno de Rivera creen que podrán encontrar apoyo en Podemos por ejemplo para abordar la reforma para suprimir los aforamientos políticos recogidos en la Constitución. Podemos hasta ahora ha defendido que ante cualquier reforma pedirá un referéndum.

INFORMA: ABC

Recibe todos nuestros vídeos y noticias

Introduce tu correo para ser el primero en recibir todas las novedades

Únete a otros 684 suscriptores

loading...
enero 12th, 2017 by
Close